Una audiencia pública más, una esperanza menos…

Una audiencia pública más, una esperanza menos…

by December 24, 2009 0 comments

Por equipo de INFOPACI.

Por tercer año consecutivo, desde INFOPACI y junto a otros grupos de jóvenes, hicimos el saludable y responsable ejercicio de participar en la audiencia pública. Como mecanismo, la audiencia prevé escuchar a los ciudadanos a fin de evaluar sus propuestas, y así, eventualmente, reasignar parte del presupuesto municipal proyectado para el año entrante (2010).

Este año, al igual que los dos anteriores, las propuestas fueron resistidas por el oficialismo con una dispersa fundamentación de los ediles que embanderan el lema “el gobierno de la gente”. Quizás los lemas políticos debieran traer adjunto un glosario de términos, esto nos ayudaría a precisar -al menos en este caso- dos cuestiones centrales: 1) qué entienden por gobierno, 2) a qué le llaman gente.

Más allá de no haber tenido curso legislativo la propuesta presentada por INFOPACI, lo que devora la esperanza participativa es una cuestión mucho más sencilla y previa que alude por excelencia a la condición humana: la capacidad de escuchar empáticamente. Vale destacar que hay empatía cuando alguien tiene capacidad de ponerse en el lugar de otro, en este caso los legisladores en el lugar de los ciudadanos (indiferencia que alcanzó su pico en el recordado “que se vayan todos”).

Parece ser que el modelo local pulverizó esta habilidad social medular para estos tiempos de consensos demandados. Si es o no competencia del estado local tal o cual tema educativo o si para aquello se harán gestiones desde la provincia, resultan cuestiones (¿excusas?) de poca monta en comparación con la deliberada capacidad de despilfarrar sugerencias ciudadanas hechas a través de una de las herramientas que nuestra Carta Orgánica Municipal habilita para fortalecer la democracia: la audiencia pública.

“Gobernar”, parece ser sinónimo de imponer sórdidamente. “Gente”, suena más a nombre de revista de la farándula, que a esencial razón de ser de los funcionarios de turno.

Sabemos que participar en estas instancias tiene mucho más de proceso (ejercicio ciudadano) que de meta (aceptación de la propuesta realizada). Quizás sea por esto que a un año de distancia ya estamos imaginando cómo será nuestra intervención en la próxima audiencia pública por el presupuesto 2011. Es, uno de nuestros deliberados e interesados mecanismos ciudadanos que pretenden aportarle humanidad y contenido a esta destemplada dinámica legislativa.

Es paradójico, mientras evaporan nuestras esperanzas, más claro tenemos el camino. Pero esto es lo de menos. El tema, es qué camino le estamos ofreciendo a los pibes bellvillenses que están deseosos de tener esperanza.

Ellos, al igual que cualquier mortal (sea clase “ABC1” o “ABC come”), no alcanzarán la esperanza meditando cinco minutos al día, sino siendo destinatarios de políticas públicas que les garanticen el ejercicio de sus derechos.

Equipo de INFOPACI, 24 de diciembre de 2009.

-

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Your data will be safe!Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.