Un grande para todo tiempo bochófilo.

Un grande para todo tiempo bochófilo.

by October 30, 2012 0 comments

Escribe Juan Carlos Licari
La admirable historia bochófila que almacenan los bellvillenses, díficil de compararla o de hallar similitudes por tanta riqueza y grandeza de valores individuales, alcanzaron una dimensión inaprensible desde aquel 1957, cuando el “maestro” José Donato Ghio, lograba el tri-campeonato mundial y era el inicio de un protagonismo, que la introduciría en el inventario selecto de las Bochas del País.-

Hace 30 años, aquel inolvidable 1982, uno de los principales eslabones de esa cadena con estirpe ganadora, nos referimos a Jesús Antonio Pepicelli, “el Pirulo”, con el logro del Campeonato Sudamericano Individual en Asución(Paraguay), se acreditaba las cuatro coronas indicativas de un año excepcional: Campeón Individual Bellvillense, Provincial en Alta Gracia, Argentino representando a Córdoba en Ledesma(Jujuy) y la citada conquista internacional en la Nación Hermana.

Jugador diferente, estratega y conductor exitoso, criteriosa concepción con una panorámica inigualable del juego, sus jugadas parecían ajustadas a la geometría. Su mansedumbre y el amor propio, constituían el verdadero antídoto en los momentos difíciles y decisivos de los partidos.-
Con una singular personalidad, a la que acompañaba sencillez y humildad, recorrió gallardamente los principales escenarios argentinos, confirmando ese sello distintivo de un talentoso, con el sentido de lo catedrático y la profundidad y seriedad de un Campeón.
Lo rodeó un indescifrable misterio de los que tienen carisma, tomó distancia de ese periodismo creador de imagen. Austero de costumbres, fué un persistente sostenedor y defensor de auténticas convicciones para enfrentar a una maligna demagogia. Ese modo de vivir aumentó en grado sumo la admiración de legiones de admiradores, a los cuales supo brindarles actuaciones memorables, que aplaudían su juego limpio, creativo y sin mezquindades.-
Creemos que esa trayectoria impecable, con tanta perseverancia y dedicación, debía ser el depositario indicustible del Olimpia de Plata 1982, así se concretó en el mítico Luna Park en la fiesta mayor del Deporte Argentino, “El Pirulo” Bellvillense había hecho historia.

Juan Carlos Licari

-

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Your data will be safe!Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.