Planificación de las finanzas personales

Planificación de las finanzas personales

by June 3, 2008 0 comments

Por Alejo Canton, Presidente Vistage, www.vistage.com.ar

Echar las bases: hacer el inventario de las finanzas personales

Antes de comenzar cualquier planificación, sea de negocios o de cuestiones personales, es bueno tomar nota de dónde se está situado.

Para hacer el inventario de las finanzas personales hace falta actuar en tres grandes áreas.

Organice todo lo referente a sus finanzas

El primer paso hacia un inventario de las finanzas personales es reunir toda la información importante que a ellas se refiere y ponerla en un sólo lugar. Esto incluye (pero no necesariamente está limitado a) lo siguiente:

Portafolio de inversiones (debe incluir los informes del banco y de los agentes financieros)

Números de las pólizas de seguros Documentos personales, de salud, de discapacidad y de tratamientos a largo plazo

Contactos clave (agentes, consultores, planificadores, etc.) nombres y números de teléfono

Registros de finanzas

Documentos de hipotecas y préstamos

Testamentos, disposiciones sobre la herencia y todo otro documento legal

Números de tarjetas de crédito

Para facilitar el acceso a esa información y garantizar su seguridad, se deben hacer tres copias y guardarlas en tres lugares distintos.

En su negocio usted siempre tiene la información crítica fuera del mismo, en caso de incendio o de que su oficina o planta industrial sufra un tornado. Haga lo mismo con sus finanzas personales. Haga tres legajos, cada uno con la etiqueta ‘Mi Compañía Financiera Personal.’ Guarde una en casa y otra en su oficina y ponga los originales en un lugar separado elegido por usted para el caso, o en una caja de seguridad en un banco. Esta actividad no es muy dinámica ni interesante, pero ayuda a organizarse. Más importante aún, tener toda la información reunida en un sólo lugar facilita mucho la evaluación de la situación financiera de cada momento y la creación de documentos necesarios como el balance financiero personal.

Eéste es el momento de actualizar testamentos, disposiciones sobre la herencia y cualquier otro documento clave.

Las leyes sobre impuestos y herencias cambian constantemente, de modo que es muy importante revisar todos los documentos legales con cierta periodicidad, para estar seguro de que estén actualizados de acuerdo con las leyes. De la misma importancia, es asegurarse de que el

dominio de sus bienes esté de acuerdo con su modalidad de manejo financiero y el de sus propiedades. No olvide de mantener a su cónyuge siempre al tanto de todas las revisiones y actualizaciones de documentos que realice.

Creación de un balance del estado financiero personal

El próximo paso es la realización de un inventario realista de todos sus activos y obligaciones. Aquí la clave es no embellecerlo como si estuviera solicitando un crédito. Más bien, saque una instantánea honesta y precisa de su situación financiera, que incluya todos sus activos y sus obligaciones presentes y eventuales. Sin un balance

preciso,puede resultarle difícil ver dónde está situado realmente o proponerse metas financieras realistas.

Los activos deben incluir todos los que son o pueden convertirse rápidamente en circulante (dinero en efectivo y sus equivalentes, documentos de crédito e inversiones) y bienes fijos (valor del hogar familiar no gravado por hipoteca, valor de las acciones de su compañía, balance de su plan de jubilación, inmuebles y toda otra propiedad personal). Las obligaciones deben incluir las de corto

plazo (tarjetas de crédito, impuestos a la renta, préstamos para la adquisición de autos y cualquier otra deuda en cuotas) y las de largo plazo (hipotecas, créditos no hipotecarios, impuesto a las ganancias diferido, impuesto a los réditos y otros gastos, como los de la

educación de sus hijos).

Ahora que usted tiene una idea clara de su situación financiera actual, puede empezar a mirar cuáles son sus necesidades de flujo de dinero presentes y futuras.

Determinación de las necesidades de flujo de dinero

En el mundo de los negocios, la primera regla práctica es “Nunca te

quedes sin efectivo.” Lo mismo se aplica al planeamiento financiero

personal. Por esa razón, el paso siguiente del inventario financiero

personal requiere sumar la totalidad de los gastos anuales necesarios

para vivir (con una reserva para imprevistos) y así poder determinar

las necesidades de flujo de dinero presentes y futuras. Esto requiere

hacerse preguntas como las que siguen:

¿Cuánto dinero por año necesitamos para mantener nuestro actual

estilo de vida?

Esa cantidad, ¿está aumentando o disminuyendo?

¿Podemos realmente solventarnuestro estilo de vida actual o estamos

gastando más de lo que podemos?

Cuando nos jubilemos ¿cuánto vamos a necesitar por año?

¿Podremos realmente mantener ese tren de vida cuando ya no trabajemos?

La definición de las necesidades de flujo de dinero tiene enormes

ramificaciones en todo el proceso de planeamiento financiero, de modo

que es importante hacerlo bien. El verdadero objetivo del

planeamiento financiero es estar seguro de que usted puede permitirse

el estilo de vida que ha elegido y de que responde a sus necesidades

de flujo de dinero.

Solía recomendar que se calculara un 50 por ciento de los ingresos

percibidos durante los años de actividad laboral para cuando se

retirara. Pero ahora la gente se retira antes y vive muchos años más.

Además, parecería que acumulamos muchas más cosas que antes. De modo

que ahora recomiendo un 70 o un 80 por ciento del ingreso de los años

activos como meta más realista. En el mundo actual es asombroso ver

con qué rapidez los lujos se convierten en necesidades.

Sesión de planeamiento lejos de casa

Una vez completado el inventario financiero personal está listo para

continuar con el próximo paso del proceso, que incluye la fijación de

objetivos, la selección de un equipo de planeamiento financiero y la

puesta en práctica del plan. Pero antes de esto, nuestros expertos

sugieren una conversación a fondo con su cónyuge para estar seguros

de que están de acuerdo en sus objetivos financieros de largo plazo.

Recomiendo una reunión de planeamiento estratégico lejos de los

lugares habituales, exactamente como se hace en los negocios. Vaya a

un buen hotel o a una cabaña en las montañas y pase el fin de semana

planeando estratégicamente lo que desea hacer con su dinero y con su

vida cuando no trabaje. Haga preguntas como:

¿Cuándo quiero retirarme?

¿Qué quiero hacer cuando esté retirado?

¿Dónde quiero vivir?

¿Cuánto deseo viajar?

¿Quiero tener una casa de vacaciones aparte de mi residencia habitual?

Hable de todos los temas que afecten su estilo de vida presente y

futuro y establezca un acuerdo sobre cuánto dinero se destinará a

cada rubro. Todas las decisiones que se tomen van a jugar un papel

importante para determinar el presupuesto necesario para el flujo de

dinero previsto.

Esta sesión de planeamiento estratégico debe incluir una discusión

general sobre la herencia. Suponiendo que a su muerte usted dejará

bienes, ¿cuántos de esos bienes desea que pasen a sus hijos y cuándo?

¿Desea hacer donaciones a entidades de beneficencia? Si es así,

¿cuánto y en qué forma? Si quiere dejar bienes en fideicomiso ¿quién

deberá controlarlos?

Todas estas cuestiones llevan consigo consecuencias importantes para

el proceso de planificación financiera. Por esta razón, cuanto antes

se ocupe de ellas, mejor será. En este punto del proceso no es

necesario entrar en muchos detalles, pero por lo menos, usted y su

cónyuge deben estar de acuerdo en términos generales con respecto a

la filosofía y las metas a lograr en la planificación de su herencia.

-

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Your data will be safe!Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.