Manukam, una Bar Cultural, de los que no hay.

Manukam, una Bar Cultural, de los que no hay.

by January 13, 2016 0 comments

Durante las primeras horas del nuevo año los bellvillenses nos encontramos con disposiciones municipales destinadas a dar lugar al cumplimiento de ordenanzas vigentes en torno al Parque Francisco Tau. En declaraciones con “Panorama”, el nuevo director de Ambiente bregó por el retorno de “la familia” y de las “buenas costumbres” al Parque. Mientras que, por su parte, el Secretario de Seguridad expresó que “Manukam tiene fecha de vencimiento”. Con cierta gracia, las declaraciones del primero parecen sacadas de aquel sketch del programa de Diego Capusotto en el cual se parodiaba la conducta de un policía.
Las viejas ordenanzas versan sobre el acceso en automóviles a partir de determinada hora y las restricciones a la venta de bebidas alcohólicas. Detengámonos sobre la restricción al ingreso de autos y motos. Durante el año 2014, el Concejo Asesor Municipal elaboró un proyecto que preveía la eliminación de las calles que conducían al “Diquecito”, convirtiéndolas en área peatonal. Esta propuesta puede ser una alternativa al cierre de las tranqueras sobre la Avenida Francisco Tau. Tal vez, a los fines de organizar el acceso de vehículos, resulte oportuno utilizar el área que circunda al escenario Artemio Aram como estacionamiento. Olvidado, aquel proyecto del C. A. buscaba aunar los diversos puntos de vista que tenían los actores que desarrollan actividades en el Parque Tau (Comisión de Canotaje, Comisión de Atletismo, ProAvis, Raíces, Boy Scout, entre otros) y puede encontrarse en la página web de la Municipalidad de Bell Ville.
Sin embargo, más allá de las formas y de las distintas ordenanzas existentes, podemos afirmar que en la actual polémica se manifiesta una cuestión aún más profunda. Aquí se están oponiendo dos maneras de ver, entender y sentir la Cultura.
Manukam junto a otros espacios locales se han convertido en un espacio de participación cultural que ha dado participación a diversos artistas locales y de la región. El crecimiento de estas propuestas han evidenciado las falencias de las gestiones culturales “oficiales” de las últimas décadas. Por ejemplo, en noviembre último, el “Cineclub Coliseo” culminó el ciclo “Cine y Psicoanálisis” a sala llena. Fueron 4 jueves con salas colmadas. El ingreso al Cineclub es gratuito y se mantiene en base a la autogestión y al aporte “a la gorra” de los asistentes; en enero del año pasado “Aquarama Rock” cerró “Aquarama 2015” con cerca de mil personas. Sólo tocaron bandas locales y el ingreso fue gratuito. En Bell Ville existe una “movida cultural” de la cual cada vez participan más personas. Esta movida ha crecido al margen de las propuestas oficiales históricamente centradas en los auspicios y relegadas ante otras “prioridades del gobierno”.
La cuestión del Parque Tau es materia pendiente de toda la ciudadanía. Es necesaria la revisión de las ordenanzas que en la práctica no dieron soluciones. Tenemos el proyecto del Concejo Asesor. El renombrado artículo 37 de la Carta Orgánica Municipal, aquel que establece que: “El Parque Tau es patrimonio inalterable y reserva natural de la Ciudad de Bell Ville, sin perjuicio del uso racional del mismo” debe ser el inicio del debate y no su límite.
En los últimos años, después de mucho tiempo volvimos a tener Aquarama, y el nuevo gobierno se comprometió a continuarlo el año próximo, para ese festival el Parque puede consistir en un interesante circuito artístico, con la utilización del escenario Artemio Aram, la activación del “Hongo”, otros números en lo que es Manukam y el restablecimiento del camping.
Como decíamos existe en la Ciudad una realidad cultural que no puede ser ignorada por sus autoridades, se trata de una minoría cada vez más amplia que representa de manera heterogénea la diversidad y la amplitud de las manifestaciones sociales y culturales. El incumplimiento de las ordenanzas es una clara muestra del fracaso de las políticas restrictivas y represivas, siempre superadas por la creatividad y por el nacimiento de nuevas formas de expresión.

*Nota del Editor: Esta nota fue enviada por un joven de nuestra ciudad, preocupado por la actual situación que se vive en el Parque y en Manukam en particular. Si bien la misma no llega firmada, este editor se hace responsable del contenido y suscribe los conceptos y preocupación y queda abierto el derecho a réplica de los actores involucrados en el tema.
Cabe considerar con respecto a la política oficial del manejo del Parque Tau, que el pasado sábado, no solo se cerró la Tranquera principal, también la interior que da a la calle empedrada y que es la vía de llegada a dicho Bar. ¿A propósito, o descuido?

manuk

-

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Your data will be safe!Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.