El “Instituto”, cincuenta años…

El “Instituto”, cincuenta años…

by October 26, 2011 0 comments

El Instituto Superior de Formación Docente “Mariano Moreno” fue cambiando de nombre conforme cambiaban las leyes que regían la educación superior insertas en el marco general de las políticas educativas de nuestro país. Sin embargo, durante muchos años fue conocido y así lo llamaban los docentes que a él asistían, como el “Instituto”. En épocas del “Instituto” al que concurrían quienes fueron designados desde los tiempos de su fundación y otros que fueron llegando a medida que se abrían nuevos profesorados, se formaban a los docentes que se desempeñarían en las escuelas de educación secundaria e inicial de la vasta zona de influencia que cubría esta institución de educación superior.

Los egresados sentían que habían recibido una excelente formación profesional y con ese ánimo iban a desempeñarse en las aulas. Este escenario, tan propicio para que el instituto desarrollara sus funciones, sufrió los mismos avatares que la sociedad en la que estaba inserto. Así, desde su momento fundacional hasta el presente, cuando ya transcurrieron cincuenta años de historia, podría sostenerse que esta institución es una perfecta muestra del acontecer general de lo que le ha sucedido a nuestro país durante estos cincuenta años.
Del mismo modo que le pasó a la República Argentina desde el año 1961 hasta el 1976, esta institución atravesó períodos de mayor o menor ejercicio democrático, pero a partir de la dictadura cívico militar del año 1976 este escenario cambió radicalmente hasta la recuperación democrática de 1983. Durante esos años, el “Mariano Moreno” fue una especie de representación metafórica del país. Sus pasillos, sus aulas y sus espacios de administración en los que hasta entonces se discutía, se aprendía, se expresaban ideas, se enseñaba, se estudiaba y se trabajaba, se fueron convirtiendo en salas de interrogación y de denuncia o de silencio y censura. Así, las aulas de los profesorados de Historia y de Castellano, Literatura y Latín se cerraron para reabrirse, la primera, muchos años más tarde y la segunda, una vez que hubo certeza de que se “limpiara” a quienes podían ofrecer resistencia al proyecto de país que se iniciaba y porque la rectora impuesta por la dictadura era profesora de Letras y precisaba de horas cátedras donde conchabarse.
Además de la barbarie que implica el cierre de instituciones formadoras, los estudiantes que entonces cursaban Cuarto Año del Profesorado de Historia perdieron su condición, algunos docentes fueron cesanteados, otros, sufrieron cárcel y persecución política y nuestro querido y entrañable profesor Eduardo Requena fue cobardemente asesinado por las hordas bestiales del gobierno dictatorial. En este sentido es que usamos la figura de la metáfora, no en el sentido poético o literario de su función, sino como representación macabra de la realidad política y cultural que se vivía durante esos años.
En virtud de la recuperación democrática y de la movilización de las personas y de las organizaciones más representativas de la sociedad bellvillense, el profesorado de Historia fue reabierto; los estudiantes que habían visto truncada su finalización de carrera, pudieron recibirse; algunos de los docentes cesanteados pudieron regresar a las aulas y nuestro querido y respetado Rector Bernardino Calvo que había sufrido la cárcel, la cesantía y que fuera injusta y arbitrariamente separado de su cargo, fue justamente repuesto en él.
No es posible avanzar o sostenerse en el presente como institución formadora sin reparar y reflexionar acerca del pasado. Las instituciones educativas son porque fueron, esto no sólo es inevitable sino que tampoco puede ser soslayado o ignorado, no sin el riesgo de perder su identidad y el lugar de pertenencia para los que en ella desempeñamos las funciones de enseñar y de aprender.

María Angélica Bentatti

-

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Your data will be safe!Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.