DESNUTRICION INFANTIL: VERGÜENZA NACIONAL.

DESNUTRICION INFANTIL: VERGÜENZA NACIONAL.

by August 7, 2009 0 comments

*Por Enrique Jose Gastaldi y Mauricio Luis Bondone.

En estos últimos días los medios de comunicación vienen abordando temas relacionados con la miseria, la salud, la educación, la desnutrición infantil, viviendas, etc.
Todos estos temas están interconectados, pero parecieran no ser prioritarios para gran parte de nuestra dirigencia, pues no vemos que la incluyan como temas importantes de su agenda política.
Sin embargo, a no dudarlo, estos son los temas básicos a resolver, si queremos sacar a nuestro país de esta crónica e implacable decadencia, que no se compadece con su enorme riqueza.
Veamos:
(Leer Completo)

SALUD.
La mayoría de los Ministros pareciera creer que el tema de la salud se soluciona sólo haciendo hospitales; cuanto más grandes, mas votos. No estamos en contra de la construcción de hospitales. Lo que queremos decir es que se está actuando sólo sobre los efectos y no sobre las causas.
En nuestro país más del 30 % de su población no tiene agua potable y aproximadamente un 50% no tiene cloacas. No hace falta ser médico para preguntarse:
¿Se puede instrumentar un plan preventivo de salud exitoso en un ambiente insalubre y gente viviendo en vergonzoso hacinamiento?
Entonces, ¿cuales son las prioridades para resolver el deplorable estado en que se encuentra el sistema de salud?
1° Proveer de agua potable y cloacas al 100% de la población.
2° Viviendas decentes y no taperas.
Si no hacemos estas obras fundamentales tendremos que seguir haciendo más hospitales que nunca alcanzarán porque no se puede hacer prevención de salud sin tener estas cuestiones resueltas.
¿Cual es otra cuestión gravísima que nos afecta?
La desnutrición infantil. Este es un tema de salud, pero su trascendencia la excede y pasa a tener graves consecuencias en la educación.
En argentina no hay estadísticas confiables sobre desnutrición infantil.
Pero este es un flagelo que existe y constituye una vergüenza nacional.
¿O alguien puede creer que este problema no existe teniendo alrededor del 35 % de la población por debajo de los índices de pobreza y con el 40% de su fuerza laboral en la informalidad?
La mortalidad y la desnutrición infantil es un flagelo que excede su importancia como una cuestión central para el futuro de nuestro país. Es una cuestión que debiera conmovernos y tocarnos el corazón.
¿Como es posible que este gravísimo problema está ausente de la agenda política y sólo sale a luz cuando los medios nos muestran casos espantosos de las provincias del norte de nuestro país?
Pero ese grave problema no existe sólo en el norte del país, está instalado en toda la geografía nacional.
Para que se pueda mensurar la dimensión de este flagelo, trascribimos palabras de especialistas en la materia; Monckeberg en Chile, ejecutor de una política de Estado que ha dado resultados extraordinarios y del Dr. Albino en Argentina con su Fundación CONIN que funciona con aportes privados, pues nuestros gobiernos, tanto provinciales como nacional, parecieran no conmoverse por este problema, porque falseando estadísticas creen resolverlos.

“El daño provocado por la desnutrición infantil no sólo afecta al individuo sino a la sociedad entera, que ve diluida su posibilidad de crecer cuando se encuentra dañada la principal riqueza de un país: SU CAPITAL HUMANO”.
“Explica el Dr. Albino que para tener mente brillantes es necesario asegurar el estímulo a los cerebros de los niños, hay que darles luz. La desnutrición produce daños cerebrales que si no son remediados antes de los 2 años de vida, generan consecuencias negativas irreversibles. En la infancia, el mayor impacto de la desnutrición lo sufre el cerebro, en el que se producirán alteraciones metabólicas y estructurales irreversibles.
El cerebro es el órgano que más rápidamente crece, y lo hace a un ritmo de 2mg por minuto durante los primeros meses de vida. Al nacer el ser humano, su cerebro pesa 35 grs.,, alcanzando los 900 grs en 14 meses; lo que equivale al 80% del peso del cerebro del adulto. Cuando hay desnutrición infantil, no sólo se detiene el crecimiento cerebral, sino que, además, se produce atrofia del cerebro y el espacio es ocupado por líquido cefalorraquídeo. De allí que sea fundamental actuar sobre la desnutrición infantil en los primeros años de vida, con grandes posibilidades de éxito. Luego de ese periodo, la recuperación del niño se torna más difícil, casi imposible”.

“No es necesario señalar que, como dijimos anteriormente, resolver este flagelo de la desnutrición infantil es central para cualquier programa educativo.”

Y finalmente podemos agregar sobre el tema educación:
Aquí observamos otra gravísima falencia de nuestro país: no se puede instrumentar un proyecto educativo exitoso si este no está directamente relacionado con todo lo anteriormente desarrollado, porque la pregunta es obvia ¿podemos tener buena educación en un marco de miseria, hambre, desnutrición infantil, carencia de servicios esenciales, gente viviendo entre cartones y latas, con absoluta falta de salubridad, y, como consecuencia de todo ello, un sistema de salud colapsado que no actúa en la prevención y equivocadamente lo hace sobre los efectos y no sobre las causas de la enfermedad?

*Por Enrique Jose Gastaldi y Mauricio Luis Bondone.
*Enrique Gastaldi, ex Legislador Provincial.
*Mauricio Luis Bondone, ex Concejal de la ciudad de Bell Ville.

-

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Your data will be safe!Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.