Correo de Lectores: El Valor del Ejemplo

Correo de Lectores: El Valor del Ejemplo

by September 7, 2008 0 comments

Por Alejandro Groppo

El Dr. Gustavo Calzolari se encadenó a un plátano del ex mercado e impidió que se cortaran de manera gravosa esos ejemplares. Lo hizo como presidente del Centro Vecinal de su barrio y apoyado por vecinos y, luego, por mucha gente, principalmente jóvenes. Fué y es noticia provincial. Seré sintético: el valor ejemplificador de tal acto de civismo y entrega por una causa común, y no por una renta ni por un privilegio hace superfluas todas las palabras.
(Ver nota completa)

1. En las sociedades anestesiadas, infectadas de incivismo y fuertemente conservadoras y vetustas en valores y sin energías, es fundamental generar actos de alto impacto para despertar las conciencias. Esto que la Sociología llama ‘activismo democratizante’, Calzolari lo hizo en un minuto. Fue tan devastador para una sociedad quasi-indiferente ver a un tipo sólo, encadenado, sentado en la tierra, entre veredas descuidadas a propósito para justificar el ‘gasto futuro’ en una ciudad llena de necesidades y bajo un árbol deshojado, que mañana será casi imposible para cualquiera en Bell Ville tirar un árbol abajo sin que tenga que dar explicaciones. La cadena de Calzolari cambió la historia ambiental de Bell Ville. Y para siempre.
2. Ese acto disloca de cuajo el doble discurso de un gobierno municipal profundamente incapaz y parlanchín, que habla y habla y no hace nada sobre todos los temas. Es que hay que ser bueno para gobernar cuando la plata no baja tan fácil desde arriba. Un gobierno que se decía ‘participativo’, ‘ambientalista’ y de ‘gestión asociada’, en un solo segundo quedó como el de Cristina, pronunciando palabras vacías y profundamente descolocado (¿acaso no son terriblemente similares este y aquel?). La obra es flagrantemente inconsulta. Asombrosamente los empleados de ‘desarbolado urbano’ rondaban el mercado a las 4.a.m. del otro día (entran a las 6.00 a.m.) con las motosierras prestas mientras el grupo de vecinos, con Calzolari, durmieron al pie de los árboles soñando con una ciudad mejor.
3. El efecto de conciencia, el efecto político de tal acto fue tan profundo que hasta dejó empantanados en el doble discurso a aquellos que silenciaron, callaron, ocultaron y no denunciaron la tala de los añosos ejemplares de la calle Córdoba- Acceso Oeste frente a un rico emprendimiento urbanístico de múltiples inversores. ¿Esos árboles valían menos que estos? ¡Silencio stampa! Sabemos, la ecología como discurso ‘socialmente responsable’ termina donde comienza el dinero como realidad. Calzolari y sus vecinos nos han dado un terrible ejemplo en tiempos de pusilanimidad generalizada y de marketing barato.
4. El valor de los jóvenes de la ciudad, que fueron los que rápidamente apoyaron a Gustavo, y el valor de ‘vecinos comunes y corrientes’ que lo bancaron, muestran que es posible y necesario ser optimistas en Bell Ville. Frente a muchos que amagan y ‘hacen sombra’ (en términos pugilísticos), Calzolari pegó fuerte donde duele. Frente a Alfredo ‘Minga’ de Gualeguaychú, que defiende lo suyo, Calzolari defendió lo de todos sin perjudicar a nadie.
5. Yo, por lo pronto, ya compré mi cadena, ¿y usted?. Mire que la vamos a necesitar…

Dr. Alejandro Groppo
Docente Universitario/ Investigador Conicet

-

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Your data will be safe!Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.